Nuevas líneas de investigación para las vacaciones

Publicado por Fernando Bueno el 10 agosto, 2007

Ahora que estoy de vacaciones, y como siempre he sido lo que mi madre define como un “culo mal asiento”, estoy abriendo nuevas líneas de investigación en aquello que más me gusta, que es modificar la funcionalidad de los cacharros que me acompañan para que funcionen como yo quiero. En esta línea, ya hace tiempo que tengo una PS2 funcionando con Linux y que me permite entretenerme haciendo juegos simplones. Nunca se me ocurriría pensar en desarrollar un juego que pueda salir de mi habitación, claro está, pero para mi es un entretenimiento como otro cualquiera.

Este verano, a raíz de que un amigo me comentara que había llevado la PSP de su hijo a una tienda para que se la parchearan y así poder usar juegos descargados de Internet, he comenzado toda una labor de investigación para ponerme las pilas en este tema y averiguar los distintos métodos que hay para lograr esta meta. En mi caso, no tengo la intención de llegar hasta el final, sino que sólo quiero quedarme en la teoría y conocer las raíces del proceso.

Entre las conclusiones a las que voy llegando, está el hecho de que la empresa que desarrolla la PSP va cometiendo errores en la programación del firmware y la comunidad hacker los va detectando, se aprovecha de ello, los soluciona desviando la funcionalidad hacia donde a ellos les conviene y lanzan a la Red una versión modificada del firmware, que sí permite ejecutar las copias de los juegos. Hasta aquí no hay nada que no sea lo habitual en el mundo de la informática e Internet. Los fabricantes cada vez tienen que actualizar sus productos con mayor premura y no hay posibilidad de desarrollar controles de calidad en el software. En unos casos, los usuarios pagan las consecuencias con errores de programación que dejan al descubierto su información confidencial y en otros casos los usuarios se ven beneficiados, como en este concreto de la PSP. ¿Quién paga las consecuencias de todo esto? Pues en la mayoría de las ocasiones el usuario. De entrada, el hecho de que exista un error en el firmware de la PSP hace que se explote el error con parches que permiten ejecutar juegos descargados de Internet. A su vez, esto hace perder ventas al fabricante, con lo que éste sube los precios de los juegos originales, que a su vez no son comprados por los usuarios y ya tenemos un círculo liado sin posibilidad de solución.

La cuestión, en mi opinión, está en que cuando un fabricante desarrolla un producto dirigido al ocio, como es el caso de una videoconsola, siempre hay un punto de avaricia que le hace pretender acaparar el mercado. Cada vez está constatado más que los productos que se desarrollan bajo licencias GPL, son mucho más productivos económicamente que los que se desarrollan con Copyright y si los fabricantes del mercado del ocio se dieran cuenta de que al dejar libre la posibilidad de desarrollar juegos propios, de ejecutar los juegos no comerciales de terceros y que abaratando los precios de venta de juegos comerciales, el usuario, que en su mayoría es un sector de población joven con pocos recursos económicos, podría acceder a comprar estos juegos originales, con lo que el demonio maldito y tan temido por la SGAE (que también deja de recibir un buen dinero por cada juego que no se vende), como es la piratería, disminuiría en gran medida.

En definitiva. O la industria del ocio se pone las pilas y busca nuevas formas de abaratar el producto a los usuarios sin perder la calidad o los usuario tendrán que seguir buscando alternativas al alto precio que les puede suponer pasar una cuantas horas con su juego favorito.



Otros artículos que te pueden interesar:

  1. 1 Trackback(s)

  2. ago 10, 2007: Yolch PSP » Nuevas líneas de investigación para las v…

Lo sentimos, pero los comentarios están cerrados.